La Constitución como garantía de derechos fundamentales